sábado, 15 de mayo de 2010

TODOS SOMOS JUANA


Aquí con vosotros, otra vez la Susy. Hoy os traigo un dilema que no me ha dejado pegar mi ojo de papel couché a cuatro tintas... he estado reflexionando sobre si es mejor ver una coreografía sin saber nada de nada, ignorando lo que previamente el coreógrafo dice o si llegar perfectamente informada, con todos los detalles y en plan marisabidilla sabiendo de la obra más que su autor. La cavilación viene de dos experiencias fantásticas que he tenido en los últimos días por aquí por Madrid. Aunque es práctica común en la danza de algunos países hermanos de esta aporreada comunidad europea, por aquí aquello del Encuentro con el Público sigue siendo cosa más marciana que E-T., pero visto lo visto, fucniona de maravilla para todos. Hace apenas unos días, en la acogedora Sala Pradillo, Laura Kumin, la dinámica organizadora del ciclo Gracias Por Favor, enfrentó a los jóvenes creadores con su público al final de las funciones y de allí salió lo más grande. Por un lado, se pudo constatar que a veces el público hace unas interpretaciones insólitas, originales y hasta descabelladas (pero válidas ¿eh?) de lo que el coreógrafo le ha mostrado. Y por el otro, que el coreógrafo, no con poca frecuencia, se monta unas películas impresionantes, que luego no sabe, no puede o no es capaz de trasladar con nitidez. Al final (de acuerdo o no con lo oído) todos nos fuimos con una información muy valiosa y que nos servirá incluso para aproximarnos a otros espectáculos. Y nada más ayer, las encantadoras chicas de la compañía Toujours aprés minuit, la catalana Roser Montlló y la francesa Brigitte Seth, se quedaron a charlar con el público acerca de Género Oblicuo (en la foto), que acaban de estrenar en el Festival de Otoño (sí, sí... que ahora es en primavera). Y fue de lo más esclarecedor e interesante escuchar de primera mano su experiencia y sus ideas acerca de Juana La Loca y su creencia de que todos somos Juana y todos estamos Locas. ¿La conclusión? Es de lo más enriquecedor y debería ser ejemplo a seguir. Hay que organizar una campaña masiva de "queremos encuentros con el público", porque después de todo la danza es la que gana con estas prácticas tan saludables. Por lo pronto, en mis páginas, siempre intemntamos darle voz a los coreógarfos para que de alguna manera los espectadores no vayan en blanco y ciego a ver sus obras. Mucho de lo que dijeron, ya Roser y Brigitte nos lo habían contado..... Así que a comprarme en el primer quiosco que os atraveséis.... ya lo sabís de sobre: soy SUSY Q vuestra revista de danza y os amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada